in ,

Cómo minar criptomonedas en cuatro pasos

No podemos perder de vista la creciente dificultad para descubrir bitcoins, sin embargo como regalo de las circunstancias el ether se puso de ‘niña bonita’ de los mineros.

Cómo minar criptomonedas en cuatro pasos

En un artículo anterior, explicamos qué es minar divisas y ahora veremos cómo minar ether, la criptomoneda que va siguiendo los pasos muy de cerca de Bitcoin.

Sabemos ya, que el minado de criptodivisas es el proceso mediante el cual un individuo se incorpora a una red basada en la tecnología de cadena de bloques (blockchain) y le aporta un esfuerzo computacional, por el que recibe una retribución.

La creciente dificultad para descubrir bitcoins ha convertido al ether en la ‘niña bonita’ de los mineros.

Y el éxito del minado está en relación directa y proporcional a la potencia del equipo, cuanta mayor sea esta, mayores serán las probabilidades de que nos hagamos con una divisa virtual, pero por supuesto, existen otras alternativas para hacer esto.

Como todo mercado de alta volatilidad, el mercado de las criptodivisas no es recomendado para todos los nichos de mercado, puesto que la exigencia en nuestras carteras de las monedas virtuales requiere un monitoreo permanente y niveles de alerta constante que no todos están dispuestos a tomar y seguir. Sin embargo, existe una opción al deseo de invertir para hacerse con un ‘wallet’ de activos digitales: la minería.

Indicamos al principio que se llama minado de criptodivisas al proceso mediante el cual un individuo se incorpora a una red basada en la tecnología de cadena de bloques (blockchain) y le aporta un esfuerzo computacional. A través de un proceso de resolución de complejos problemas matemáticos se valida las transacciones que se hacen en esta red p2p, redes formadas por muchísimas computadoras que se organizan de manera descentralizada que obtienen, a cambio de la resolución de estos problemas, una recompensa en forma de criptodivisa, que pueden ser bitcoins, ethers o litecoin dependiendo de la red en la que uno esté minando.

Y se debería seguir los siguientes pasos:

PASO 1: ABRIR UNA CARTERA E INSTALAR EL SOFTWARE

ABRIR UNA CARTERA E INSTALAR EL SOFTWAREEn realidad tendría que señalarse este paso como paso “Cero” ya que es un paso previo y fundamental para que las criptodivisas queden almacenadas en nuestro ordenador y es que necesariamente se debe realizar antes de iniciar el minado, se necesita una cartera (wallet) que permita depositar cada moneda virtual que se descubra. La más común para ordenadores es ‘Electrum’, pero la elección del programa dependerá sobre todo del sistema operativo y de la decisión del minero.

En cuanto al minado propiamente dicho, los softwares más comunes son BitcoinMiner y CGMiner, mientras que los mineros más sofisticados que cuentan con hardware específico (ASICs) minan utilizando el programa BFGMiner. Una vez que se tienen bitcoins u otras criptodivisas en la cartera virtual, si se quieren intercambiar por bienes y servicios o por dólares o euros es necesario ser cliente de una casa de cambio o ‘exchange’ que nos permita hacer estas transacciones. Una de las más populares en Europa es Bitstamp, que recientemente incorporó litecoin, ampliando su oferta de activos virtuales.

PASO 2: EL HARDWARE

Hardware para minar criptomonedasDesde que nació la tecnología blockchain, que se constituye en la estructura que soporta el bitcoin, en 2009, los mineros han progresado muchísimo en este oficio, no es de dudar que de igual manera ha mejorado la ingeniería de los equipos informáticos que se unen a la cadena de bloques. Inicialmente, se usaban las unidades centrales de los PC (CPU). Poco después, descubrieron que con tarjetas gráficas se minaba más rápido. Este avance demostró que se consumen menos recursos y se optimizan los cálculos y frente a una creciente demanda de mineros, los estantes de todos establecimientos tecnológicos en el mundo se han vaciado.

Esta agilización increíble dio paso a la fabricación de maquinaria diseñada específicamente para el minado, cuya inversión alcanza los 3.500 dólares, en las que se utilizan circuitos integrados para aplicaciones específicas, llamados ASICs por sus siglas en inglés, que se pueden adquirir de la misma manera que las GPU, en tiendas especializadas física  u online. Pero existe otra forma de minar y es hacerlo en la nube, proceso que, dependiendo de la configuración, puede no requerir la instalación previa de ningún programa en el ordenador.

Ante el incremento exponencial de dificultad en el minado, que se deriva también del creciente interés por esta particular ‘quimera del oro’ virtual, los mineros han pasado a organizarse en pools, o grupos, donde aúnan sus fuerzas. Entonces si el minero decide trabajar en un grupo, ya no se necesita el software que conecte nuestro equipo a la blockchain, sino que el programa informático necesario vinculará al minero al centro conjunto.

PASO 3: EL MINADO

Minado de criptomonedasListo todo, sólo queda iniciar el minado y el trabajo por el que se liberan las criptodivisas siempre es el mismo. En la red bitcoin, por ejemplo, sólo se permite descubrir una cantidad fija de monedas virtuales al día: 1.800, repartidas entre todos los bloques que se generan, al ritmo de uno cada 10 minutos.

Durante el tiempo de cálculo de las operaciones, varios mineros están intentando resolver el problema matemático complejo al mismo tiempo. En el momento en el que uno de ellos da con la solución se registra en la blockchain quién es el dueño de esas divisa online, de modo que la cadena de bloques funciona como un gigantesco libro de contabilidad, y se incrementa el saldo de su cartera.

PASO 4: ¿BITCOIN O ETHER?

Bitcoin vs EtherLos mineros pueden tratar de unirse a las redes blockchain de bitcoin o ethereum, pero las características de cada una difieren. Por ejemplo, además del número fijo de monedas que se liberan cada 24 horas, cada bloque solo representa 12,5 nuevos bitcoins de acuerdo a lo dispuesto con anticipación.

Sabemos que al inicio del minado, en el año 2009 se liberaban 50 monedas por bloque y cuando se llegó al bloque 210.000 se redujo a la mitad. Es decir, desde finales de 2012 cada bloque solo asignaba 25 nuevos bicoins. A partir del bloque 420.000 de nuevo se dividió la recompensa a la mitad y desde julio de 2016 cada bloque solo representa 12,5 nuevos bitcoins.  Es decir, cada 210 mil bloques la recompensa es la mitad del bloque anterior, a este paso, se espera que, de nuevo en 2021, se reduzca la recompensa del bloque a la mitad y esto sucederá indefinidamente para que el número de estas monedas criptográficas llegue a estabilizarse en el largo plazo alrededor de 21 millones, que es el máximo de estas unidades digitales que habrá en circulación.

Este hecho ha convertido al ether -la unidad de la red ethereum- en la ‘niña bonita’ de los mineros, ya que es más fácil de minar porque el mismo equipo logrará mayor cantidad de ethers que de bitcoins en el mismo tiempo, indican los expertos. La diferencia de precio de la recompensa todavía es notable. Pero muchos mineros están centrándose en esta criptodivisa, que además prepara un cambio en su protocolo por el que se pedirá minar en función de la cantidad de ethers que se aporte a la red ethereum, en lugar de por la ‘prueba de trabajo’ -esfuerzo computacional- que se requiere ahora.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments